Un Seguro de Automóviles es un contrato voluntario mediante el cual el propietario de un
vehículo traslada a una compañía de seguros los riesgos asociados a la conducción de un
automotor, como los daños por accidentes de tránsito, el hurto del carro, los daños ocasionados a bienes de terceros y la muerte o lesiones ocasionados a terceros como consecuencia de
un accidente de tránsito en donde el asegurado resulte responsable.

¿Qué tipo de pólizas existen?
Las compañías de seguros ofrecen una gran variedad de pólizas para proteger su vehículo.
Estas pólizas difieren entre sí por el tipo de coberturas básicas que ofrecen, el número y tipo
de coberturas adicionales o servicios de asistencia que el asegurado puede adquirir.
A pesar de lo anterior, es posible dividir las pólizas de autos en dos grandes grupos de acuerdo
con la cantidad de vehículos asegurados (pólizas colectivas y pólizas individuales) y de acuerdo
con el tipo de servicio que presta el vehículo (particular o público).
De acuerdo con la cantidad de vehículos asegurados
Pólizas Colectivas: En este tipo de pólizas, un único tomador del seguro puede asegurar los
vehículos de un grupo de personas que tienen un vínculo en común como trabajar para la
misma empresa, estar afiliadas a una cooperativa, ser los deudores de una financiera o un
banco, entre otros. Por ejemplo, cuando una persona toma el seguro de su carro a través de su
empresa, lo está haciendo utilizando una póliza colectiva. Observe que en este caso, bajo una
póliza pueden estar asegurados varios carros.
Pólizas Individuales: Las pólizas individuales son aquellas adquiridas por un único tomador
con el fin de cubrir un sólo vehículo. Para estas pólizas, el asegurado puede ser o no el mismo
tomador y en ellas sólo se ampara al vehículo asegurado.
Es importante aclarar que no existe diferencia en la prestación del servicio por parte de las
aseguradoras para pólizas colectivas o individuales.
De acuerdo con el tipo de servicio que presta el vehículo
Pólizas para Vehículos de Servicio Particular: Su propósito es proteger a los vehículos automotores cuyo uso no genere una retribución económica y cuya finalidad sea el uso particular
únicamente.
Pólizas para Vehículos de Servicio Público: El propósito de estas pólizas es proteger a los automotores destinados al transporte de pasajeros y/o carga. En esta categoría se encuentran las
pólizas para buses, taxis, transporte intermunicipal, camiones, etc.
Es común en el sector asegurador que existan diferencias entre las pólizas para servicio particular y aquellas ofrecidas al servicio público, porque las necesidades de los propietarios de
uno y otro vehículo son diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *