¿Qué es una póliza de Vida Individual?
Es un contrato que se hace entre un cliente (tomador o asegurado) y una compañía de seguros,
con el fin de proteger la estabilidad económica que debe afrontar una familia ante la muerte
repentina, la incapacidad o la enfermedad grave de un miembro del núcleo familiar, usualmente
el jefe o cabeza de hogar. Por medio de este, la Compañía de Seguros se compromete a pagar
un dinero (llamado indemnización), convenido
de antemano, a los beneficiarios del asegurado
cuando éste muera o al asegurado cuando éste
se incapacite o sufra una enfermedad grave,
siempre y cuando estén contratados estos
amparos.

¿Quiénes pueden asegurarse
bajo una póliza de Vida Individual?
En general se pueden asegurar todas las personas sanas que quieran garantizar la estabilidad
económica de sus familias ante la ocurrencia de la muerte inesperada o falta de ingresos
causados por una incapacidad o una enfermedad que le impida desempeñar labores que le
generen ingresos.
Sin embargo, se debe tener en cuenta que cada compañía de seguros establece condiciones y
requisitos de acuerdo a la edad, el valor asegurado, los amparos que se desean contratar, las
actividades, profesiones y aficiones que se desempeñen en la vida cotidiana.
Es usual encontrar que las pólizas de seguro de Vida Individual no aseguran a personas que
manifiesten algún tipo de discapacidad física o mental que por su condición los haga propensos
a sufrir accidentes con mayor facilidad, comparados con una persona que no tiene esta discapacidad. Igualmente, estos seguros presentan limitaciones en el aseguramiento de actividades
denominadas peligrosas o de alto riesgo como escoltas, toreros, quienes manejan explosivos,
militares, entres otros. Para estas actividades especiales las compañías de seguros exigen
requisitos adicionales y pueden establecer restricciones o primas más costosas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *